Alimentos para mejorar el colesterol

aguacate

El colesterol es una sustancia presente en el cuerpo que regula diversas funciones, como la producción de ácidos biliares y ciertos tipos de hormonas. Aunque es esencial, niveles elevados en la sangre pueden ocasionar hipercolesterolemia, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Los especialistas indican que adoptar un estilo de vida saludable, que incorpore ejercicio físico y una alimentación balanceada, como la dieta mediterránea, puede prevenir esta enfermedad.

7 Alimentos para mejorar el colesterol

Frambuesas Con su exquisito sabor que evoca a una golosina, las frambuesas son aliadas poderosas para la salud, ya que reducen el colesterol LDL y aumentan el colesterol HDL. Se especula que estos efectos beneficiosos se deben a los altos niveles de polifenoles, antioxidantes naturales que le confieren su brillante color.

Al seleccionar frambuesas, elige aquellas que estén bien maduras, ya que no maduran más después de ser cortadas de la planta.

Cebada

La cebada contiene un tipo potente de fibra soluble, el betaglucano, que ayuda a mantener los niveles de colesterol bajo control al reducir eficazmente el colesterol LDL, sin afectar el HDL. Este componente actúa impidiendo que el organismo absorba el colesterol de los alimentos. Opta por cebada mínimamente procesada para obtener sus beneficios.

Utiliza este grano versátil como sustituto del arroz, mézclalo con maíz asado a la parrilla y adereza con vinagreta para una ensalada refrescante, o agrégalo a una sopa cremosa para aumentar la fibra.

Aguacates

El aguacate, con su textura cremosa y su sabor único, contiene cantidades significativas de ácido oleico, una grasa monoinsaturada saludable que estimula el colesterol bueno y reduce el colesterol malo. Además, es rico en betasitosterol, una sustancia vegetal que contribuye a mantener el colesterol en niveles adecuados.

Añade unas rodajas de aguacate a tu ensalada para aumentar la absorción de antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico.

Lentejas

Las lentejas, apreciadas por su contenido de fibra, son aliadas en la lucha contra el colesterol. La fibra soluble de las lentejas forma una sustancia pegajosa que atrapa el colesterol y ayuda a eliminarlo del cuerpo. Este efecto beneficioso las convierte en protectores cardíacos naturales.

Prepara una mezcla de lentejas cocidas con aceite de oliva, vinagre y ajo picado para una opción sabrosa y saludable.

Edamame

Estos granos jóvenes y verdes de soja, con su sabor dulce y mantecoso, son una excelente fuente de proteínas y fibra soluble, además de contener altos niveles de isoflavonas, que reducen el colesterol total. Cocínalos en agua ligeramente salada y sírvelos como un refrigerio nutritivo.

Frutos Secos

Aunque los frutos secos son ricos en grasa, esta es principalmente insaturada y saludable. Además, contienen fitoesteroles, sustancias que bloquean la absorción de colesterol. Incorpora una porción diaria de nueces, almendras, avellanas, pacanas o pistachos en tu dieta para obtener sus beneficios cardíacos.

Ten a mano una bolsa de frutos secos sin sal como un tentempié saludable y práctico.

Aceite De Oliva

El aceite de oliva, conocido como el «oro líquido», no solo aporta sabor a tus comidas, sino que también contiene grasas insaturadas que ayudan a reducir el colesterol LDL sin afectar el HDL. Opta por el aceite de oliva extra virgen para obtener un mayor contenido de antioxidantes.

Utiliza aproximadamente dos cucharadas de aceite de oliva al día en lugar de otras grasas para potenciar sus beneficios para la salud cardiovascular.

Peras

Las peras, crujientes y dulces, son una excelente opción para la salud debido a su alto contenido de fibra, especialmente de pectina, que ayuda a reducir el colesterol LDL. No descartes la cáscara, ya que también es rica en fibra.

Disfruta de una pera entera como un refrigerio saludable o agrégala a ensaladas de frutas para aumentar su contenido de fibra.

Copyright Hit Counter 2024
Tech Nerd theme designed by Siteturner