Paseos invernales, cómo abrigar a tu bebé para que no pase frío ni calor

Con la llegada del invierno, es importante que abrigues a tu bebé de la forma correcta a la hora de salir de casa, para protegerlo del frío y que no sufra de calor.

Es necesario que tomes las medidas indicadas para evitar que enferme durante el invierno.

¿Es necesario abrigarlo para los paseos invernales?

Al momento de salir de paseo durante el invierno, es imprescindible que abrigues a tu bebé, pero sin excederte. Los recién nacidos tienen poca grasa corporal que los proteja de las inclemencias del tiempo.

Además, no se mueven al igual que un niño más grande o un adulto, por lo que no generan calor, y necesitan de prendas que los abriguen ante las bajas temperaturas.

Sin embargo, el sistema de termorregulación del bebé no está del todo desarrollado, presentando problemas para sudar. Si lo abrigas en exceso, aumentas las posibilidades de que sufra de fiebre.

Lo recomendado es colocar una capa más de ropa de la que tu usas. Si utilizas un abrigo grueso por el frío, lo indicado es abrigar al bebé con una chamarra sobre su body.

En cambio, si el frío incrementa y debes usar guantes, ojeras o un gorro, es necesario que abrigues más los pies del bebé, con calcetines o zapatitos.

Una forma sencilla de saber si tiene frío es tocando su frente, el cuello o la tripa, ya que por lo general, las manos y los pies se mantienen fríos, incluso en la época de calor, por lo que no son el referente adecuado para conocer su temperatura corporal.

Al momento de pasear, hay varias consideraciones que no debes pasar por alto para el correcto cuidado de tu bebé.

Lo primero es revisar que la cochecito de bebé cuanta con un protector de plástico, funcionará como una barrera contra el viento frío e impedirá que salga el calor generado por éste.

Este aumento de temperatura es capaz de adormilarlo, siendo normal que se duerma durante el paseo, aunque debes tratar de mantener una buena ventilación, evitando arroparlo en exceso, de lo contrario el aumento de la temperatura lo puede sofocar.

Si cargas al bebé en un canguro o fular, revisa su temperatura por medio de las manos, los pies, las orejas y la nariz. Mientras más cercano esté a tu cuerpo, más calor recibirá el bebé y se necesitará de menos ropa.

Consejos para pasear con el bebé en invierno

Los paseos invernales son un buen momento para disfrutar de la llegada del invierno y permite al bebé ganar un poco más de confianza con respecto al mundo exterior, dado que escuchar voces y ruidos, o ver los colores y formas, es capaz de favorecer su desarrollo psicológico.

Paseos invernales como hacelos

Con los siguientes consejos, puedes pasear con el bebé en invierno y asegurarte de tenerlo protegido.

Horario de paseo

El primer paseo que realices con el bebé tiene que ser en un pequeño trayecto, luego ve incrementando el tiempo de exponerlo al aire libre. También debes salir con él después de comer y no cuando tenga hambre.

Se recomienda pasear con el bebé todos los días, pero no hay problema si no sales un día por el excesivo frío o por si llueve. Durante los días fríos, lo ideal es salir a pasear durante el mediodía, un momento donde las temperaturas son más suaves.

Ten en cuenta el clima

Cuando hay frío y viento, es esencial tapar bien al bebé para que no le afecte. Hay sacos que venden específicamente para la silla de paseo, dado que lo cubren y brindan calor.

Si el viento es muy fuerte, lo mejor es permanecer en casa, dado que estos vientos llevan consigo partículas de gérmenes y virus que pueden provocar diferentes enfermedades.

Con respecto a la lluvia debes fijarte si es una llovizna o una lluvia fuerte e irregular. En ambos casos puedes salir con el niño en paseos cortos y bien tapado, incluso utilizar impermeables específicos para el coche.

El frío y la nieve no afectarán el paso de los niños, siempre que los lleves abrigados y protegidos.

Precauciones importantes

Durante los paseos invernales, fíjate si los labios del bebé adquieren un tono azulado o si su nariz, orejas y la punta de los dedos están pálidas. Esto indica que el bebé está pasando frío.

Para saber si se pasó de calor, revisa si la nuca está caliente o sudorosa, o si tiene las mejillas sonrosadas. incluso si notas un sarpullido en la barriga o el pecho, quiere decir que está pasando mucho calor.

Otro síntoma al que debes prestar atención es la sobreexcitación o el letargo de forma repentina, quiere decir que está incómodo por el frío o el calor.

Prendas adecuadas

Al momento de comprar las prendas, debes asegurarte de que sean las indicadas, eligiendo aquellas que permitan a su piel respirar, como la lana o el algodón.

Tampoco deben faltar las manoplas, el gorro y los calcetines gruesos. Evita el uso de bufandas o prendas con cordones, pueden provocar enganchamientos y hasta la asfixia en el peor de los casos.

A la hora de salir en invierno con tu bebé, ten en cuenta estos consejos para que los paseos invernales sean seguros para el pequeño, y se puedan disfrutar al máximo.

Copyright Hit Counter 2024
Tech Nerd theme designed by Siteturner